Reseña del libro – Como hablar de forma que las personas realmente te escuchen

Debo confesar que no era un gran fanático de los libros de gestión o de aquellos libros que te ayudan a mejorar tus habilidades blandas, pero llegué a un punto en mi carrera en el que me di cuenta de que potencialmente perdía la oportunidad de progresar o de recibir promociones debido a la falta de estas habilidades blandas.  Sin embargo, primordialmente me vi luchando y entregando proyectos de manera exitosa, y debo aclarar que esta afirmación se basa en la retroalimentación de los clientes, sin ningún tipo de retrasos en los tiempos entrega y la solución se ajustó a los requerimientos. Sin embargo, pude identificar como una debilidad la forma en que estaba entregando los mensajes durante mi comunicación a través del proyecto. 

¿A qué me refiero exactamente con mi mensaje?  Sencillamente, los beneficios y el impacto para la empresa de cada nuevo proyecto que desarrollé y aportar una visión realista a través de las diferentes etapas del proyecto, incluyendo los riesgos, los posibles cambios y la modificación de algunos supuestos de la arquitectura del software.   La comunicación efectiva va más allá de tener reuniones periódicas o incluso de llegar a acuerdos y cumplirlos, y tras un periodo de reflexión, y recordando unas cuantas frustraciones acumuladas durante los años, decidí aportar el lugar que debe tener la comunicación efectiva como parte de mi carrera profesional.

Lo primero que hay que hacer para resolver un problema es identificarlo.  Sencillo, pero complejo a la vez, sobre todo si quieres hacerlo por ti mismo y sin ayuda de nadie.  Mi experiencia me demuestra lo importante que es tener en cuenta la opinión de los compañeros de equipo y si tienes la suerte de contar con un mentor, recuerda, la confianza y la relación sincera con ellos es clave, sobre todo cuando buscas identificar tus debilidades y apuntar a superarla.  En mi experiencia personal, pude identificar una necesidad real de mejorar mis habilidades de comunicación, especialmente en la forma de entregar mi mensaje de manera concisa y contagiosa.

Como superar los bloqueos en nuestra vida no es una tarea fácil, pero no es imposible, en mi caso personal y debido a mi carácter, debo reflexionar y analizar las situaciones antes de tomar acciones, sé que probablemente muchos de ustedes se consideran más resolutivos e instintivos, sin embargo, es parte del reto conocernos a nosotros mismos y tomar el camino adecuado y utilizar los recursos correctos. 

Personalmente, pertenezco al grupo de personas a las que realmente les gusta leer y disfrutan tomando notas y reflexionando sobre ellas.  Mi primer reto fue encontrar el libro adecuado para iniciar este nuevo propósito, como siempre, internet fue un gran amigo, pero no sin antes remover las toneladas de basura, bucear y revisar las diferentes opiniones y posibilidades en función de mi nivel y mis posibilidades reales que depende de mi tiempo y sentido de urgencia.  Finalmente, conseguí el libro titulado “Cómo hablar para que la gente realmente escuche” de Paul McGee.

Mi primera impresión del libro fue positiva sobre todo por su simplicidad; sin embargo, pude entender a través de la lectura de los primeros capítulos la interesante estrategia aplicada a través del libro.  En mi opinión, el primer capítulo es un ancla que nos permite permanecer en el libro durante el resto de los capítulos, especialmente porque nos explica una realidad básica y no siempre comprendida sobre lo importante que son nuestras habilidades de comunicación para nuestro futuro.  El libro se centra en la mejor estrategia a seguir para preparar una presentación, no está necesariamente pensado para abordar nuestra comunicación diaria (con nuestros compañeros, gerentes y directores) incluyendo reuniones, sin embargo, el contenido del libro puede ser perfectamente adaptado a nuestra vida diaria, teniendo en cuenta que cada simple conversación representa una presentación y siempre estamos tratando de enviar un mensaje.

Cuantos de nosotros hemos sufrido la carencia de promociones y ver como otras personas se aprovechan o nos roban el mérito de algunos proyectos solo por nuestra incapacidad de gestionar nuestra comunicación de forma efectiva, por lo que la gente no nos escucha y nuestro mensaje se desvanece.  Aquí, la clave es saber que la habilidad comunicativa no es un lujo o un privilegio que sólo unos pocos han recibido al nacer, es el resultado de varios años de aprendizaje, y perseverancia, pero siempre dispuestos a cambiar y mejorarla.

Hay un mensaje clave a través del libro que el autor dijo: “Las buenas personas con un gran mensaje no tienen garantizado un público cautivo”.   Como dije antes, el primer paso para mejorar algo es reconocer que no lo pudimos hacer de la manera correcta, por eso la Parte 1 del libro consiste en una explicación detallada sobre una serie de pecados o errores comunes, el título es “Los siete grandes pecados de la oratoria”, es posible que cualquier orador pueda cometer uno o muchos de los pecados presentados en el libro por lo tanto impactan negativamente en el desempeño de su discurso.

Podemos sentirnos identificados con alguno o todos los siguientes pecados:

1.           No hacer que su mensaje sea pegajoso o memorable

2.           Ahogar a la gente en los detalles

3.           Un fracaso en considerar o entender las necesidades de su audiencia

4.           Centrarse en las características en lugar de vender los beneficios

5.           Dando vueltas al asunto

6.           Presentar diapositivas que absorben la vida de la audiencia

7.           Llevar a la gente a un paseo sin sentido

En mi caso personal me siento bastante identificado con tres pecados, no necesariamente tenemos que ser grandes pecadores, es decir, a veces es posible que cometamos algunos errores puntuales o malas prácticas, y hay algunas situaciones en las que somos recurrentes a determinados pecados, por lo que una vez que los hemos identificado, podemos empezar a trabajar en mejorarlos.  Mi crítica en esta parte es positiva, probablemente hay algunos pecados que en mi opinión no fueron tan pegados y los ejemplos podrían ser mejores, por ejemplo, el pecado de improvisar, por otro lado, me impresionó la gran explicación relacionada con ahogar a la gente en los detalles y centrarse en las características en lugar de vender los beneficios.

Es importante ser honesto a través de la lectura del libro y analizarnos a nosotros mismos, aceptando los puntos en los que podríamos mejorar y tratando de establecer prioridades y definiendo una estrategia para mejorar.  Recordemos que muchos de los libros que leemos no representan la solución o antídoto mágico para nuestros problemas, pero a veces poner un espejo frente a nosotros es un gran avance, este libro pertenece a esta categoría de libros.

Respecto a la segunda parte del libro, el autor comienza a darnos una serie de elementos y estrategias para superar los pecados presentados en la primera parte.  Hay un enfoque destacado en la importancia de ser auténtico, probablemente podría sonar trivial, pero es la clave para entregar nuestro mensaje de una manera que nuestra audiencia es capaz de escucharlo, recuerde que su público le observará en detalle y cualquier señal de falsedad invalidará su mensaje, simple y duro, el transportador y su actitud es tan importante como el mensaje que está tratando de entregar.

Nuestra actitud es el resultado de nuestros pensamientos y nuestra cabeza es el campo de batalla, por eso es tan importante enfrentarnos a nuestros miedos y ser reales, significa que debemos buscar establecer una conexión con nuestro público, por eso la honestidad y mostrarnos tal y como somos, nada de falsos, nada de pretenciosos.  La pasión debe ser la gasolina de nuestra presentación, y este es un punto remarcado en el libro.  Debemos ponernos en la piel de nuestro público y no olvidar nunca lo importante que es el tiempo y la atención de nuestro público.

La atención de nuestro público es el factor clave que inclinará la balanza de nuestra presentación a nuestro favor, sin embargo, los dos primeros minutos de nuestra sesión representan el activo más importante que tenemos, por esta razón tenemos que tratar de captarla desde el principio.   Es posible perder la atención de la audiencia o incluso no haberla conseguido desde el inicio, pero esto no significa que no se pueda recuperar, sino que es clave haber construido una estructura consistente que nos dé la oportunidad de hacerlo, teniendo en cuenta que una buena historia es siempre una forma perfecta de conectar (o reconectar) con nuestra audiencia.  A través del capítulo dedicado a las historias, el autor nos trae ejemplos perfectos sobre personajes históricos que utilizaron los cuentos (o fábulas) como el gancho perfecto para explicar conceptos y hechos complejos, y muchas de sus historias después de varios siglos siguen estando con nosotros.

La importancia del humor en una presentación es otro de los aspectos explicados en el libro, no obstante, creo que el autor es muy benévolo con la capacidad humorística de los oradores, ya que he sido testigo de muchas sesiones impactadas negativamente por expositores que no tienen la estrella para hacer reír a la audiencia, simple, pero al parecer el formulario de retroalimentación normalmente no incluye un apartado para evaluar la calidad de los chistes, pero coincido con el autor sobre el uso del humor con precaución.

A lo largo del libro, podemos encontrar una serie de consejos y estrategias para lidiar con nuestros nervios y la importancia de nuestro lenguaje corporal.  Un aspecto importante de este libro es su lenguaje claro, esto es algo que me gusta y sobre todo porque el inglés no es mi lengua materna.  El otro aspecto que quiero remarcar es la forma en la que el libro ha sido diseñado, ya que la primera parte es una invitación honesta a evaluarnos a nosotros mismos y a descubrir en qué punto nos encontramos, para de esta forma poder tener expectativas realistas sobre a dónde queremos llegar. 

Obviamente leer un libro sobre como hablar de forma efectiva no te convertirá en un maestro orador, pero realmente creo que este libro representaría una gran oportunidad para comenzar a adoptar cambios en la forma en que hablamos con otras personas y que nuestro mensaje sea emitido de manera sencilla y clara, porque algo tan simple como esto puede cambiar nuestra vida.